Venció 2-0 al Olympiacos en Mestalla, 0-1 al Heerenveen en Holanda, 1-0 al Olympique en Mestalla. Pese a la derrota 1-0 en Atenas, el punto conseguido en Mestalla ante el Heerenveen le aseguró el primer puesto. Este hecho convierte a Harry Lowe, con 48 años de edad en aquel momento, en el jugador más veterano que jamás ha jugado en un partido de la Primera División española.